Alguien

¿Nunca has querido consolar a alguien y no has podido?
Lo intentas: haces chistes, le abrazas, le besas y consuelas, le animas... Intentas hacer que su sufrimiento vaya a menos.
Y cuando crees que está todo perdido buscas la razón de su sufrimiento. Tu mente trabaja a toda velocidad buscando el porqué de su llanto, de su tortura.
Pero ahi no termina, no se queda todo, porque ni siquiera alguien sabe qué le pasa.

Y te das cuenta.

Las piezas del puzzle encajan, y no quieres admitirlo: gritas, lloras y lo niegas.
Pero es cierto, doloroso pero cierto.
Tú eres la culpa de su sufrimiento, tú, la pesona que le amas. Y no queda otra opcion mas que resignarse y apartarse. Y alguien te preguntará porque te vas, cual es el motivo de tu sonrisa melancólica al decirte que te marchas.
Alguien llorará, e incluso rogará que no te marches. Pero no, sabes que le haría más daño, pero no se ha dado cuenta todavia.
Porque le amas, y sabes que este sacrificio y dolor a la larga le hará feliz.
Y partes dejando atrás recuerdos, sombras, tardes, besos, caricias, te quieros, miles de recuerdos que una vez te hicieron feliz.

Sólo quedáis tú y tu pequeño corazón hecho pedazos.



Hasta aquí una pequeña historia, de algún día perdido... ^^.
Espero que os guste.


Sin más me despido:


~Martukya ©

...a veces callarse es lo más inteligente

Comentarios

  1. Me suena haber leido este fragmento...
    En fin,tia...que hacía mucho que no sabía de ti y, la verdad, me alegro de poder retomar cosillas del pasado...
    Fiel lectora.Ya lo sabes.
    un besotee grandeee!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Puedes escribir tu opinión, crítica o simplemente mandar un saludo.
Gracias,

Martu

Entradas populares de este blog

En busca de una oportunidad o a robar nuestra vida...

Spring is here

Buen fin de semana...