Vidas ajenas


¿Alguna vez te has parado a mirar que ocurre a tu alrededor? Suele ser una experiencia innovadora y en muchas ocasiones, realmente sorprendente…

Era un día de esos en los que lo único que quieres hacer es llegar a casa, sentarte a ver algo en la tele o quizás pegar el culo a la silla del ordenador a mirar el tuenti. Un día de esos en los que te da lo mismo sentarte en el suelo del vagón que en un asiento que oportunamente se ha quedado libre, y eliges el suelo porque es más cómodo, ignorando por completo las miradas de reproche de algunos viandantes.

Encerré la cara entre las manos y me eché el flequillo hacia atrás para despejarme la frente, tenía que hacer algo con él; “cortármelo o dejarlo crecer, o simplemente colocarme una horquilla”, pensé.

Elevé la mirada para ver que estación era la siguiente y cuantas quedaban antes de llegar a mi destino cuando me encontré con una mirada roja, si, como lo leéis, unas pupilas de un rojo intenso a conjunto con el pelo del mismo tono rojizo, bueno, la verdad un poco apagado, seguramente por el tiempo y los lavados. Era un chico de mi edad, unos diecisiete o dieciocho años, estaba bastante segura de que no superaba los veinte en ningún caso.

Era alto y delgado, de facciones marcadas; miraba el andén de enfrente, de modo que me dio un pequeño margen de tiempo que emplee para observar su ropa antes de que se percatara de que estaba siendo evaluado desde el suelo. La verdad es que no eran de un estilo emo-gótico radical, como había supuesto en un principio, es cierto que eran de colores oscuros, pero más bien era la ropa típica de un look punk. Me pregunté a donde iría, de donde vendría para estar tan tenso como aparentaba.

Entonces mi mirada se desvió hacia unas risas a la derecha de aquel extraño y fascinante chico. Un pequeño grupito de chicas se reían a carcajada limpia, ¡Qué osadas! Es una pena, pero son pocas las personas que en el metro se dedican a charlar con sus acompañantes y no tener pudor a la hora de reírse o pasarlo bien. Es una pena, se tiene miedo de que la gente se enfade al verte feliz, y encima tienen la cara de echarte la bronca cuando te ríes porque les molestas… Pero bueno, este no es el post de quejas, y nos alejamos del tema.

El grupo estaba compuesto por unas seis chicas, todas ellas diferentes y todas ellas muy bien vestidas, de gala. Me pregunté a que vendría semejante despliegue de feminidad, no es muy usual tener graduaciones por allá del uno de julio. Sus vestidos eran todos diferentes, de mucho colorido que daba luz al apagado y monótono vagón de color azul oscuro… Supongo que sería el cumpleaños de alguna de ellas, o más bien la celebración por el aprobado de todas en la universidad, o quizás una despedida de soltera… Aunque para eso eran jóvenes.

El caso es que nunca lo sabré, puesto que la megafonía del metro anuncio mi parada y tuve que suspender mi exhaustivo examen dejándolo a medias.

Cogí mi mochila y me puse en pie, dispuesta a llegar a casa y descansar, para ver algún programa en la tele o quizás pegar el culo a la silla para poder mirar un rato el tuenti.

La de vidas que nos pasan por delante, ajenas a nuestros ojos…



En fin, después de un largo verano lleno de aventuras (viaje de fin de curso a Roma, viaje de despedida de una amiga a Portugal...), llego a Madrid, a la misma rutina de siempre...
Solo que este año algo cambia; la Universidad... De veras que no sabéis el respeto que me infunde esa palabra.
Bueno, la Universidad y un intensivo curso de Magisterio de primaria del que espero tener más que una buena nota.

Saludos a tod@s, besos:

~Martukya

...at least, art©

Pd.
Elimino frase...

Comentarios

  1. ¡vaya!Martukya por aqui...

    Parece que todo el mundo se había tomado unas vacaciones demasiado largas...
    En fin,que aunque no sé nada de ti y no hablamos nunca...
    bueno,que ya sabes que sigo por aqui,ok?
    un besito!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:23 p. m.

    las frases no se borran, simplemente cuando escribas otro post continuas la historia de esa persona.
    Besos, y animate a escribir más!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Puedes escribir tu opinión, crítica o simplemente mandar un saludo.
Gracias,

Martu

Entradas populares de este blog

En busca de una oportunidad o a robar nuestra vida...

Buen fin de semana...

De fiu fiu, de fu fu y algún que otro ñaa que se ha colado