Mi país de maravillas...



Empezaría diciendo que mi mundo ideal es aquel en el que no existe la guerra ni la violencia, en el que reina la paz. Ya claro, es un tópico absurdo... Pues como muchas veces se comenta: no hay mal sin bien y al revés.

¿Qué sería del maravilloso mundo de Alicia si no existiera el maldito gato liante? ¿Y sin la casi dictadora reina de corazones?

Las historias no tendrían porqué, no tendrían razón de ser si no hay males que superar. Por eso en mi mundo de las maravillas no faltaría una pizca de maldad, que sea el salero que da sabor a mi día a día.

Por otra parte me encantaría volver a épocas pasadas: por ejemplo algo parecido a la Edad Media, donde la brujería y la magia todavía eran reales y se palpaban en el ambiente, con esos preciosos trajes de encaje, sedas y satén. Donde la realidad se mezcla con la fantasía: ahí donde las maravillas se materializan. Por eso, primero escogería esa época, fuera del cinismo que ahora reina.

Algo que creo que nos encantaría sería eliminar las esquinas, pensadlo bien: ¡Fuera esas dichosas esquinas! Son nuestros enemigos aférrimos: golpes, heridas y brechas son las consecuencias de su existencia. Imaginad un mundo sin esquinas, en el cual los bordes fueran redondeados...

Y también devolvería a la tierra el esplendor verde que le falta: Esos bellos árboles que entorpecían el paso de la luz del Sol en los bosques, poder respirar hondo y no tener que oler la polución de la ciudad. Recuperar los bosques donde antes existían los Unicornios, las torres de Hechicería, los pequeños y acogedores pueblos, animales híbridos, las quimeras, sirenas...

Eliminaría la política, dejaría paso a un sistema de sociedad donde los acuerdos y los verdaderos diálogos fueran los que mandaran: volver a creer en la importancia de la palabra, de su validez. Rehonrarla.

Y ya, por último y terminando: mi mundo de las maravillas sería un lugar donde se permitiría soñar, ilusionarse, disfrutar, sentir... Hoy en día los sueños se desvalorizan, se tiran a la basura. Abrir un lugar para disfrutar, donde imaginar no se quede en la mente, sino pase a ser parte de nuestras vidas.

Quizás no sea un mundo de felicidad completa, ni de alegría permanente. Pero sí un mundo donde ser feliz, quizás cueste un poquito menos.

~Martukya (c)
...imaginar no cuesta nada :)

Comentarios

  1. No sería un mal mundo, donde se conviviera con la magia y los sueños hechos realidad ^^

    ResponderEliminar
  2. ¡Por soñar que no quede!
    El mío no sería así,pero lo de las esquinas...
    un besote gordo!

    ResponderEliminar
  3. Quiero ya el pasaporte de ese, tu mundo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Puedes escribir tu opinión, crítica o simplemente mandar un saludo.
Gracias,

Martu

Entradas populares de este blog

En busca de una oportunidad o a robar nuestra vida...

Spring is here

Buen fin de semana...