I'm gonna try it once again

Como bien dice el título, vuelvo a intentarlo.
Como normalmente no hago, no prometo nada.
Casi dos años desde la última entrada digna de ser leída y comentada (jajajaja [risas]), qué pereza...

Esta noche quería hacer un poco retrospección de mi vida: hasta donde me han guiado los caminos y ... ¿Qué narices se te ha pasado por la cabeza Martu para hacer esto?

Terminé la carrera, con muy buenas notas además (de algo habrá que fardar para compensar esta carencia de presencia y sinvergonzonería en el blog, así desapareciendo sin más) y unas prácticas con las que estuve más que satisfecha.

Y la primera me la llevé en la frente, trabajo... ese gran desconocido. No hay manera...
Encontrar trabajo es más difícil que conseguir sangre de unicornio, lágrimas de una virgen de más de 16 años y una capa de invisibilidad tejida por los altos elfos. Todo junto. De hecho se ha ganado la categoría casi de leyenda urbana.
 Me metí a estudiar una formación profesional... A ver si adivináis de qué:
Desarrollo de Aplicaciones Web
Olé tus narices guapa. Pensando que iba a ser felicidad y dibujines. Pues no, no leí bien el plan o si lo hice me lo salté a la torera: no hago más que programar. Y aunque recibo una de cal y otra de arena, le estoy cogiendo el tranquillo y me estoy picando, poco a poco.

Terminé también la parte teórica de un Curso de Monitora de Tiempo Libre que he disfrutado cual enana y en el que he aprendido muchísimo... ¡Quiero irme de campamento! :)

Empecé a trabajar de profesora de clases extraescolares de Inglés, con dos grupos que o me quiebran la cabeza o tan pronto me sacan una anécdota o sonrisa parda. Me encanta, tengo dos grupos: uno de peques y otro de mayores. Son los dos... curiosos, cada grupo tiene sus más y menos, en uno tengo el aclamado: triángulo de las bermudas, los tres mosqueteros, el trio lalalá... Como queráis llamarlo, pero vamos, que se merecen una plaquita para ellos. Y los peques, son tan inocentes... y aunque debo reconocer que cuando comencé la carrera renegaba de ellos, nunca digas de este agua no beberé [auto-recordatorio: Martu, no lo hagas de nuevo que siempre te llevas zascas].

Y por ahora, esa soy yo, sin más ni menos.

Un par de años más, alguna decepción más encima, alguna ilusión que se quedó a mitad de camino, otras nuevas y fuerzas para seguir perseverando en aquello que quiero.

Pero sobre todo, intentando ser feliz.

Otro día más y mejor. Sed felices...

~Martukya
...in defense of our dreams.

Pd. Recordad: lo bueno si breve... dos veces breve.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En busca de una oportunidad o a robar nuestra vida...

Spring is here

Buen fin de semana...